El sitio original entregado del APREC lo encuentra en: Atlas de Peligros y Riesgos del Estado de Colima

Índice del artículo

 

Marco Legal y Organizativo

Uno de los antecedentes de los Atlas de Riesgos fueron las Bases para el Establecimiento del Sistema Nacional de Protección Civil del año1986, elaborado por la Comisión Nacional de Reconstrucción, y que fue un intento de identificar las fuentes potenciales de peligros en el país con fines de protección civil.

En el año de 1991, la Secretaría de Gobernación publicó una primera versión general del “Atlas Nacional de Riesgos”. Diez años después, en 2001, publicó el “Diagnóstico de Peligros e Identificación de Riesgos de Desastres en la República Mexicana” elaborado por el CENAPRED. En 2004 CENAPRED publicó la Guía Básica para la Elaboración de Atlas Estatales y Municipales de Peligros y Riesgos, de la que hizo una versión mejorada en el 2006. A partir de ese momento y con base en esta metodología, durante los últimos años varias entidades federativas han elaborado sus respectivos Atlas y otras se encuentran en proceso de desarrollo[1].

Desde el año 2003 la SEDESOL como instancia del gobierno federal encargada entre otras acciones del ordenamiento territorial, ha impulsado acciones que suspendan las malas prácticas de ocupación del suelo y disminuyan la vulnerabilidad de la población ante los efectos destructivos de los fenómenos naturales. A través del Programa de Prevención de Riesgos en los Asentamientos Humanos se ha apoyado a los gobiernos locales para obtener recursos dirigidos a la identificación y reducción de riesgos[2].

En el año de 2006, la Universidad de Colima obtuvo un proyecto a través de los Fondos Mixtos CONACYT-Gobierno del Estado de Colima, titulado Catálogo de Riesgos en el Estado de Colima, zonificación y análisis de las principales amenazas naturales y antropogénicas y estudio de vulnerabilidad de edificaciones esenciales, mismo que fue terminado en el 2008.[3] Este proyecto sentó las bases para la realización del Atlas de Peligros y Riesgos en el Estado de Colima.

El 23 de diciembre del 2010, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo por el que se establecen las Reglas de Operación del Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Reglas FOPREDEN),[4] normativa que dio forma definitiva a la serie de opiniones e ideas expresadas por los miembros del Sistema Nacional de Protección Civil en diferentes foros y comunicaciones, a propósito del cuestionamiento fundamental sobre el rumbo hacia dónde debía reorientarse la vocación preventiva y, por lo tanto, las acciones que este instrumento apoyase.

Con esta publicación, a diferencia de su antecedente inmediato que giraba alrededor del equilibrio entre la acción preventiva y la reactiva, se fortaleció la intervención gubernamental en todos sus órdenes y sectores con una visión más avanzada del universo que comprende el quehacer de la Protección Civil: la Gestión Integral del Riesgo.

Con esto, la Gestión Integral del Riesgo, rompió en forma paulatina con aquel paradigma ya obsoleto en el que preponderaba el desastre y sus consecuencias como centro de todos los esfuerzos, colocando en ese mismo lugar al Riesgo, respecto del cual se conviene que su gestión debe iniciar justo desde el momento en que empiezan a aparecer los distintos elementos que propiciarán su formación y nacimiento -y en donde se admite que es construido socialmente-, siguiendo por el conjunto de fases de maduración que desembocan, en su caso, en la materialización de la emergencia y el desastre, para finalizar con las etapas que comprenden la recuperación y reconstrucción.

Este instrumento tiene como objetivo revitalizar las iniciativas dirigidas a prevenir los desastres, buscando desde luego hacer eficiente el aprovechamiento de los recursos financieros disponibles y magnificar los resultados ligados principalmente a la preservación de la vida e integridad física de las personas, así como la de los servicios e infraestructura pública y el medio ambiente.

El FOPREDEN señala que para solicitar un proyecto preventivo las Entidades Federativas deberán contar (además de una serie de requisitos) con un Atlas de Riesgos Vigente. En el caso de no contar con este instrumento, la Entidad Federativa invariablemente deberá preverlo como primer proyecto a solicitar con cargo a los recursos del FOPREDEN.

Como el estado de Colima carecía de este instrumento, éste fue el primer proyecto a someter ante la instancia FOPREDEN.

La nueva Ley General de Protección Civil de México, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 6 de junio de 2012, en su Capítulo I, Artículo 2, Inciso IV, define al Atlas Nacional de Riesgos como un sistema integral de información sobre los agentes perturbadores y daños esperados, resultado de un análisis espacial y temporal sobre la interacción entre los peligros, la vulnerabilidad y el grado de exposición de los agentes afectables.[5] Asimismo, el Artículo 86 señala que tanto el Atlas Nacional de Riesgos como los respectivos Atlas Estatales y Municipales de Riesgos, deberán establecerse los diferentes niveles de peligro y riesgo, para todos los fenómenos que influyan en las distintas zonas. Dichos instrumentos deberán ser tomados en consideración por las autoridades competentes, para la autorización o no de cualquier tipo de construcciones, obras de infraestructura o asentamientos humanos.[6]

A raíz de la reforma a la ley de Protección Civil para el Estado de Colima, del 22 de septiembre de 2012[7], quedó establecido en el Artículo 17, dentro de las atribuciones de los Ayuntamientos, numeral XIX, “Promover y apoyar la elaboración, actualización y edición del Atlas Estatal de Riesgos”. Por su parte, el Artículo 31, al hablar de las atribuciones del Consejo Estatal, como órgano consultivo señala en su numeral XIII la de “Promover y apoyar la elaboración, actualización y edición del Atlas Estatal de Riesgos”; Asimismo, el Artículo 53, al hablar de las competencias de la UEPC, señala en su numeral III la de “Elaborar y actualizar el Atlas Estatal de Riesgos identificando los riesgos que se presentan en la entidad”. El Artículo 55, al hablar de las atribuciones del Director  General de la UEPC, señala en su numeral 11, la de “Formular, difundir y mantener actualizado el Atlas Estatal de Riesgos, así como los programas especiales que se requieran de acuerdo con los riesgos identificados en el Estado”. Finalmente, el Artículo 67 de la citada Ley, señala que “es obligación de cada uno de los Ayuntamientos establecer el SIMPROC (Sistema Municipal de Protección Civil), con el objeto de identificar y diagnosticar los riesgos a que está expuesta la población, elaborando y actualizando el Programa Municipal y el Atlas de Riesgos; así como propiciar la prevención y organizar el primer nivel de respuesta ante situaciones de emergencia o desastre”.

Dotado de este marco legal es que la elaboración del Atlas de Peligros y Riesgos en el Estado de Colima pudo ponerse en marcha.

Los trabajos del APREC dieron inicio el 15 de noviembre de 2012, en apego estricto a la normatividad establecida en las Reglas de Operación del Fondo para la Prevención de Desastres Naturales, publicadas en el DOF el 23 de diciembre de 2010, y acordadas en el Contrato de Prestación de Servicios celebrado entre la Universidad de Colima (UDC) y la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC).

Las herramientas actuales para el manejo de información, así como los avances logrados en la identificación del peligro y el desarrollo de modelos para su representación, han permitido cambiar el enfoque tradicional de un Atlas de Riesgos, de ser una colección de mapas, a un sistema integral de información que logre evaluar el riesgo de desastres a diferentes niveles y escalas, que permita la realización de simulaciones y escenarios, y algo muy importante, que pueda ser actualizado fácilmente y se mantenga vigente.

[1] CENAPRED, 2006.

[2] (SEDESOL, 2012).  http://www.inapam.gob.mx/en/SEDESOL/SICGAP. Consultado, martes 10 de junio de 2014

[3] (Bretón, et al., 2011). Catálogo de Riesgos en el Estado de Colima, zonificación y análisis de las principales amenazas naturales y antropogénicas y estudio de vulnerabilidad de edificaciones esenciales, en: El impacto de los Fondos Mixtos en el Desarrollo Regional

[4] Los siguientes párrafos están basados en la información de las Reglas de Operación FOPREDEN, en: (FOPREDEN, 2013). http://www.proteccioncivil.gob.mx/es/ProteccionCivil/Reglas_de_Operacion_FOPREDEN_2010_ Consultado, jueves 27 de febrero de 2014.

[5] (DOF, 2012), en en http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGPC_030614.pdf 

[6] Idem

[7] (H. Congreso del Estado de Colima, 2012).  Última reforma, Decreto no. 618, P.O. 46, Supl. 3, del 22 de septiembre de 2012.